Estableciendo su negocio como referencia – 25 Magazine: Issue 6

Estableciendo su negocio como referencia – 25 Magazine: Issue 6

LLos profesionales del café están familiarizados con la importancia de las proporciones: desde las proporciones de preparación hasta las proporciones expreso/leche, construimos nuestros negocios alrededor de una serie de relaciones que nos ayudan a alcanzar la mejor taza de café posible para nuestros clientes.

HEATHER WARD nos explica otra valiosa serie de proporciones – los coeficientes financieros – que ayudan a los profesionales del café a comprender y desarrollar las mejores prácticas para que sus negocios de tostación/venta sigan siendo saludables y económicamente sostenibles.

El informe de la SCA 2017 Roaster/Retailer Financial Benchmarking Report incluye una serie de coeficientes financieros que muestran las mejores prácticas más importantes y el rendimiento de los vendedores y tostadores de café dentro del café de especialidad.

Contiene valiosos datos – datos operativos clave, datos de combinaciones de ventas e informaciones de perfil empresarial presentados como agregados de la industria: que los miembros de la industria pueden utilizar para comparar el rendimiento de su propio negocio respecto a otros. Con un conocimiento más completo de los componentes clave de dicho informe y, más importante aún, un entendimiento de cómo utilizar la información, puede ser empleado como una herramienta y una guía para aquellos que quieran aprender sobre la gestión financiera de las empresas, mejorar su propio rendimiento empresarial y conocer mejor el panorama financiero de su comunidad.

Conocimiento de las métricas

El informe contiene coeficientes financieros clave – «medidas del rendimiento» – que se emplean para comparar el rendimiento de un negocio frente a estándares establecidos en cada una de estas tres áreas: rentabilidad, productividad y gestión financiera. Siempre debería comenzar examinando la salud de su negocio a través de estas herramientas de rendimiento: al identificar discrepancias ente las medidas de rendimiento de su negocio y los estándares establecidos, sabrá dónde debe emplear su tiempo y su energía.

Rentabilidad

Existen varias maneras de enfocar la rentabilidad, y la más comúnmente mencionada es el beneficio operativo neto (net operating profit, NOP), o beneficio neto expresado como porcentaje de ventas/ingresos totales.

Este índice también mide la diferencia entre las ventas totales de un negocio y los gastos que ha tenido durante un determinado periodo de tiempo: depende muy íntimamente de la política de precios de una empresa y de su control de los gastos. Si aumenta el margen bruto (ventas netas menos coste de los bienes vendidos) o los gastos disminuyen en función del porcentaje de los ingresos, el NOP aumentará.

El NOP es una buena medida global de cómo se controlan el margen bruto y los gastos, aunque quizá la mejor medida de la rentabilidad global sea el retorno de la inversión (return on investment, ROI). Las dos medidas más importantes del ROI son la rentabilidad económica (return on assets, ROA) y el rendimiento del patrimonio neto (return on net worth, RONW).

El ROA es un excelente indicador del porcentaje de retorno de los activos totales empleados en el negocio. Como sucede con el NOP, resulta una buena idea el uso del beneficio antes de la aplicación de impuestos. Además, el beneficio antes de aplicarle los impuestos y el interés dividido entre los activos totales dan una idea más «pura» de la eficiencia operativa del negocio, ya que la cantidad de intereses pagados depende de la cantidad de deuda que el negocio desee o necesite contraer. Es un asunto de política económica, y no está directamente relacionado con la eficiencia operativa del negocio.

Mientas que el indicador ROA mide el ROI desde la perspectiva de la gestión de un negocio, el RONW es la mejor herramienta para medir el retorno para los propietarios del mismo. Se define como el beneficio antes o después de la aplicación de impuestos dividido entre el patrimonio neto. RONW es el porcentaje de retorno para los propietarios en comparación con la cantidad invertida en el negocio.

Productividad

La productividad es simplemente la comparación entre las cantidades generadas (salida) y los gastos realizados (entrada). Como regla general, cuanto más se produzca (salida) por hora de trabajo, trabajador, dólar invertido o cualquiera que sea la magnitud de entrada, mayor será la rentabilidad de un negocio. Las compañías siempre se esfuerzan por mejorar la productividad de sus principales activos: su inventario y su personal. Sin embargo, para mejorar la productividad, primero debe poder medirse. La mejor manera de medir la productividad del inventario es mediante la rotación de inventarios, que se define como el coste de los bienes vendidos dividido entre el nivel promedio de existencias.

Esta proporción muestra la velocidad a la que se mueven las existencias y se expresa como «rotaciones anuales». La productividad del personal puede medirse de muchas maneras. Los métodos más sencillos y más utilizados son:

Ingresos totales por empleado: una buena medida global, aunque está sujeta a distorsiones debido a la inflación. Utilice siempre equivalentes de jornada completa a la hora de hacer el recuento de empleados.

Margen bruto por empleado: complementa a la medida anterior restando el coste de los bienes vendidos. Está menos distorsionado por la inflación.

Rotación de activos (ventas netas divididas entre los activos totales): ofrece un buen indicador global de la productividad global del negocio. El indicador nos muestra cuántos dólares en ventas se generan por cada dólar de activos empleado en la gestión de un negocio.

Gestión financiera

Hay dos asuntos relacionados con la gestión financiera de importancia capital para cualquier negocio: liquidez y apalancamiento. La liquidez representa la fortaleza económica a corto plazo del negocio. Es la capacidad para cumplir con las obligaciones a corto plazo a partir de fondos actualmente disponibles. Dos indicadores de liquidez usados a menudo son:

Ratio de liquidez (activos actuales divididos entre pasivos actuales): mide el grado en el que el activo circulante (todos los activos actuales) excede la deuda actual.

Quick ratio (o test ácido) (activo circulante menos existencias dividido entre el pasivo circulante): elimina las existencias del numerador porque la liquidez no es extrema, y compara el resultado con la deuda actual. Por lo tanto, el quick ratio a menudo se considera inferior al ratio de liquidez.

El apalancamiento simplemente es el grado en el que un negocio está financiado por una deuda en oposición a los fondos del propietario. Es la cantidad de pasivos con relación a la cantidad de patrimonio neto en el lado derecho del balance de cuentas. La relación más significativa de apalancamiento del negocio general es activos totales por patrimonio neto. Cuanto mayor sea esta relación, mayor será el apalancamiento. Deuda frente a activos (pasivos totales divididos entre el patrimonio neto) es otra medida común del apalancamiento del negocio empleado a lo largo de este informe.

Uso del informe

Una vez haya comprendido los componentes del informe y haya identificado sus medidas de rendimiento, estará listo para comparar las métricas de rendimiento de su negocio con los estándares mostrados en el informe de la SCA. Sin embargo, es importante recordar algunas cosas:

  1. Una desviación de las cifras de su negocio (en cualquier medida de rendimiento) respecto a las cifras que aparecen en el informe no significa necesariamente algo bueno o malo. Simplemente indica que puede ser necesario un análisis adicional. Como regla general, cuanto mayor sea la diferencia, mayor será la necesidad de seguir investigando.
  2. En situaciones en las que las desviaciones son grandes, puede resultar de ayuda volver a calcular las mismas medidas de rendimiento a lo largo de los últimos años para identificar posibles tendencias existentes.
  3. La información deberá utilizarse como herramienta para tomar decisiones contando con la información necesaria, y no como referencia absoluta. Puesto que cada negocio es diferente según el énfasis puesto en el producto, situación y otros factores, dos negocios totalmente distinto pueden lograr el éxito pese a tener resultados muy dispares en sus métricas de rendimiento.

Es importante recordar que, si bien las métricas clave de rendimiento son excelentes baremos para medir el éxito de su negocio, deben comprenderse y no aplicarse a ciegas. Por ejemplo, si la rentabilidad de sus instalaciones está muy por debajo del estándar establecido, es importante saber por qué. ¿Su negocio está sufriendo realmente o su rentabilidad es baja de forma engañosa porque está pagando salarios muy elevados?

HEATHER WARD es alta directiva de estrategia de contenidos de la SCA. Fue investigadora jefe del Estudio de análisis comparativo tostador/vendedor de 2017 (2017 Roaster/Retailer Benchmarking Study).

El Informe de análisis financiero comparativo tostador/vendedor de 2017 surgió cuando un grupo de tostadores de la comunidad del café de especialidad buscaba información compartida sobre el negocio. Estaban buscando las mejores prácticas empresariales y los indicadores clave de rendimiento para redactar sus planes de negocio y establecer sus objetivos de ventas. En lugar de dejarse guiar por corazonadas o asumir premisas a la hora de tomar decisiones en su negocio, los propietarios de dichos negocios anhelaban disponer de datos y pruebas de qué era lo que la industria estaba haciendo.

El informe se basa en los resultados de una encuesta enviada n mayo de 2017 a tostadores al por mayor, a tostadores vendedores y a vendedores de café (no tostadores) de todo el mundo. La encuesta y sus resultados se publicaron en una plataforma on-line gestionada por Dynamic Benchmarking, LLC.

Para obtener más información y/o para acceder al Informe de análisis financiero comparativo tostador/vendedor de 2017 visite sca.coffee/availableresearch.

 ¿Con qué comparar su negocio?

Una vez haya calculado sus métricas tal y como se ha descrito, estará listo para comparar las métricas de su negocio con los estándares mostrados en el informe de la SCA.

¿Sus valores son significativamente superiores o inferiores a la referencia indicada en el informe? Utilice estas guías para obtener más información. Tenga en cuenta lo siguiente: solo se trata de directrices de actuación, y no deberán considerarse como recomendaciones específicas.

Rentabilidad

Beneficio operativo neto

Demasiado alto: Es difícil imaginar una situación en la que esto suponga un problema, pero debería saber por qué el beneficio operativo neto es tan alto.

Demasiado bajo: Hay que seguir investigando. Compruebe si el coste de ventas es demasiado alto. Si es así, compruebe los costes por tipo de producto. Compruebe todas las categorías de gastos para ver cuál debe controlarse mejor.

Rentabilidad económica

Demasiado alta: En general no supone un problema. Está usted gestionando su negocio de forma eficiente.

Demasiado baja: O bien los ingresos o bien el beneficio neto antes de aplicar impuestos son demasiado bajos para soportar su estructura patrimonial. Un examen del beneficio neto antes de aplicar impuestos y de la rotación del activo le aclarará cuál es el caso.

Rendimiento del patrimonio neto

Demasiado alto: Es una situación muy ventajosa, a menos que el grado de apalancamiento sea demasiado alto.

Demasiado bajo: Si la rentabilidad económica es suficiente, podría estar invirtiendo en su negocio más fondos de los necesarios. (Consulte Apalancamiento.)

Productividad

Productividad del personal

Demasiado alta: En general no supone un problema. Puede ser artificialmente elevada si existen muchas tareas a cargo de personal externo que no esté en nómina.

Demasiado baja: Una baja productividad del personal durante el funcionamiento normal del negocio puede indicar que tiene demasiada gente trabajando. Considere una reducción de la plantilla o la mayor generación de un volumen mayor de trabajo para el personal actual.

Productividad del inventario

Demasiado alta: Una productividad del inventario demasiado alta suele significar que hay muy pocas existencias disponibles, lo que podría desembocar en un desabastecimiento.

Demasiado baja: Esto podría indicar o bien una falta de volumen o un exceso de inventario. Investíguelo por tipo de producto.

Periodo medio de recogida

Demasiado alto: Podría significar que el sistema de gestión de cuentas por cobrar está muy mal organizado y gestionado.

Demasiado bajo: Generalmente se prefiere este caso, a menos que las políticas de crédito sean demasiado restrictivas y, por tanto, den como resultado pérdidas de ventas.

Productividad global de los activos

Demasiado alta: La rotación de activos, que sobrepasa notablemente el estándar establecido, podría estar causada por la ausencia de activos fijos propios o por la falta de una cantidad significativa de cuentas por cobrar. Compruebe su balance porcentual con el índice compuesto de su categoría de volumen de ventas.

Demasiado baja: Una rotación de activos baja puede reflejar la necesidad de prestar más atención a la productividad de los aspectos anteriormente señalados.

Gestión financiera

Liquidez

Demasiado alta: Si la liquidez es excepcionalmente alta, posiblemente sea una señal de que existe un exceso de existencias y de cuentas por cobrar. Compruebe las tasas de productividad para estos artículos. Por lo demás, no existirá motivo para preocuparse.

Demasiado baja: Si el ratio de liquidez y el quick ratio son demasiado bajos, es posible que esté operando con un capital líquido insuficiente. Esto puede resultar peligroso si el negocio da un giro negativo o si vence el pago de un préstamo de forma inesperada. La liquidez puede incrementarse utilizando una financiación a más largo plazo y/o dejando una mayor parte de los beneficios en el negocio.

Apalancamiento

Demasiado alto: Esto restringirá de forma radical su capacidad para atraer nuevos fondos adeudados. Además, los intereses podrían afectar enormemente a la rentabilidad. Intente retener más beneficios en el negocio o atraiga nuevas fuentes de capital si desea reducir el apalancamiento.

Demasiado bajo: Tiene una sobrecapacidad para la deuda en caso de que fuera necesario pedir un préstamo. Aunque a algunos propietarios no les guste pedir más préstamos que los estrictamente necesarios, una deuda adicional podría aumentar la rentabilidad global siempre y cuando el negocio pueda obtener un rendimiento antes de aplicarle impuestos que exceda el tipo deudor.