Mapear lo complejo: Diseñar un mapa del sector cafetero global – 25 Magazine, Issue 11

Mapear lo complejo: Diseñar un mapa del sector cafetero global – 25 Magazine, Issue 11

HHa pasado un año desde la organización por parte de SCA de la Iniciativa Respuesta a la Crisis de Precios (en inglés, PRC), un proyecto de un año encargado de producir un informe de recomendaciones de las medidas que podemos tomar tanto a corto como a mediano plazo para mitigar la crisis.

JENN RUGOLO se sentó con la Directora Ejecutiva de Sustentabilidad de SCA, KIM ELENA IONESCU, para explorar uno de los activos del informe, un mapa del sector de café global.

Jenn Rugolo (JR): El próximo informe de PCR se basa en un proceso de investigación participativo destinado a asegurar que las partes interesadas – los miembros de la comunidad del café – impulsen la agenda de investigación en una serie de talleres presenciales y a través de la revisión de pares. ¿Cuál fue el foco de estas “convocatorias” y qué se proponían lograr en las mismas?

Kim Elena Ionescu (KEI): Nuestra primera reunión se realizó en Nueva York y nuestra primera meta consistió en definir el problema tal como lo vemos actualmente, prestando atención a los estudios de casos pasados de nuestra propia historia, para luego identificar medidas a corto plazo que, aun cuando no sean la solución, podrían ayudarnos a seguir el rumbo correcto. A continuación se reunió un grupo diferente en Berlín, con el objeto de debatir las cuatro dinámicas clave que se considera que perpetúan la crisis actual y tratar de identificar los circuitos de opinión que impulsan los patrones que hemos visto repetirse una y otra vez.  Al hacerlo pudimos trazar hipótesis de las “causas de origen” que mantienen esos circuitos cerrados. Y luego nos encontramos en Brasil para nuestro tercer evento, Avance, con el objeto de trazar un mapa e identificar los puntos de apalancamiento que nos podrían permitir romper esos circuitos.

JR: Teniendo en cuenta el mapa que he visto, eso suena como una tarea realmente enorme. ¿Por dónde comenzaron?

KEI: Nos reunimos durante dos días – éramos aproximadamente 75 personas en total, en mesas de 8 a 10 personas – y cada grupo observó un diagrama “de la cereza de café a la taza”. En el primer paso solo había que llenar quién faltaba, sin pensar en quién tiene más o menos poder ni en la forma en que circulan la información o el dinero entre las diferentes etapas. Solo esto: Pensar en quién más debería aparecer aquí cuya función no se observara. Y a causa de quiénes estaban presentes en este evento – yo diría que más del 50 por ciento eran productores de café, con una fuerte representación de pequeños agricultores de Centroamérica y Sudamérica – muchas de las funciones que se identificaron se referían a elementos que probablemente yo no habría pensado incluir, por ejemplo, compañías agroquímicas. La función del transporte apareció un montón, los bancos, el acceso al crédito.

Muchos de estos elementos aparecerían en todo tipo de lugares diferentes – algo realmente muy interesante – y fue un desafío colocarlos en un trozo de papel, conectar algo como un banco con cada una de las etapas individuales, porque todas tienen algún tipo de necesidad de financiación, aun cuando no tengan acceso a la misma. Luego de identificar a todos los que deberían estar incluidos porque de alguna manera contribuyen para construir el mapa, por ejemplo, una ONG o un conductor de reparto, comenzamos a conversar y a hacer conexiones entre todas estas funciones, en principio entre sí y luego con las funciones del diagrama “de la cereza de café a la taza”. Y una vez que comenzamos a hacerlo, la conversación pasó a pensar en las funciones que se minimizan y si quienes tienen esas funciones se benefician o perjudican por la minimización de su función en el diagrama.

El primer grupo que viene a la mente para la mayoría de las personas, o al menos para las que vienen escuchando a SCA en los últimos años, es el de los agricultores. Los agricultores no se destacan explícitamente en el diagrama “de la cereza de café a la taza”; simplemente se comienza por los productores – por ejemplo, “¡un productor produce café!” – así que fue uno de los casos donde pudimos determinar que su ausencia se asocia con su falta de poder. Sin embargo, cuando condensamos el comercio del café tan solo en la logística de llevar el café desde el puerto de origen hasta el establecimiento de tostado, nos estamos salteando un montón de funciones. El importador no es el propietario del buque, no lo conduce; en realidad la que lo hace es la empresa de fletes.

Es más difícil ver la influencia que tienen los comerciantes – especialmente en el caso de las multinacionales que podrían suministrar asistencia técnica y acceso al crédito y agrupar todas estas otras funciones donde, de hecho, tienen muchísimo poder – porque “el comercio” se reduce a la idea del transporte físico del café de un lugar a otro. Pienso que ustedes podrían argumentar que también minimiza su valor, pero una vez que comenzamos a identificar las concentraciones de información y de poder, eso nos condujo a preguntas como las siguientes: “¿Se puede tener algún tipo de ventaja si su función no está claramente articulada? ¿Existe alguna medida de flexibilidad en torno a lo que usted hace y el valor que usted suministra, que impacte en la percepción de la responsabilidad que usted tiene?”

JR: Lo primero que observé cuando vi el mapa de sistemas es que es increíblemente complicado y muy claramente diferente del diagrama “de la cereza de café a la taza” con el que se comenzó, precisamente porque articula estas relaciones complejas. ¿Por qué es importante que nos movamos entre una y otra?

KEI : Sí, el diagrama “de la cereza de café a la taza” es una especie de herramienta muy rudimentaria que utilizamos para explicar algo complicado en pasos simples, pero realmente no me di cuenta de su poder hasta que nos sentamos y comenzamos a conversar acerca de quién estaba faltando y qué impacto podría tener eso. Esto hizo surgir todas estas preguntas y me hizo reconsiderar el hecho de que, si bien pienso en el mismo como una herramienta rudimentaria, se trata de algo que usamos una y otra vez, y la historia que narramos creó la realidad en la que vivimos, o en qué medida ha llegado a dictar la forma en que pensamos acerca del café. Aún el hecho de que se despliegue de izquierda a derecha, como algunos de nosotros leemos; que de alguna manera “comenzamos” con el café en un lugar y “terminamos” en otro; que solo se trata de relaciones entre esas etapas que en el diagrama original hemos colocado una al lado de la otra. Sabemos que incluso ahora, aún en el sistema que actualmente tenemos – que probablemente no sea el sistema que queremos que se mantenga en el futuro – no es así como realmente funciona, mucho menos cómo debería funcionar.

JR: Hay algunos que argumentan que toda la investigación que ha realizado la Iniciativa PCR el año pasado, por ejemplo, mapear el sistema como parte de un próximo informe, no alcanza, que hablamos mucho y no hacemos lo suficiente. Es todo en cierta medida demasiado académico.

KEI: Una de las cosas acerca del cambio de sistemas como enfoque es esta creencia de que no podemos enfocarnos en las partes individuales: tenemos que ver el todo y reconocer que es complejo, que el cambio tiene lugar en múltiples horizontes y escalas de tiempo de repente, que el cambio no es lineal. El informe incluirá en sus recomendaciones medidas tanto a corto plazo como a más largo plazo, si ustedes buscan las dos. También es importante determinar que el problema que la Iniciativa PRC de SCA está tratando de abordar es muy grande, algo que no tiene una solución sencilla o a corto plazo. No quiere decir que no podamos actuar a corto plazo, pero sí significa que esas medidas no van a ser soluciones del problema a largo plazo.

Comparto lo que sienten quienes dicen, “¡Quiero hacer algo ahora! y nunca diría, “No hagan nada ahora – esperen a tener más información.” Pero quiero asegurarme de que las personas sepan que estamos recomendando ayuda humanitaria, no porque sea ayuda humanitaria va a resolver la crisis de precios. Se trata de un problema de precios bajos crónicos, no se resolverá mediante ayuda humanitaria. Pero la garantía de alimentos inmediatos también es un problema. Es riesgoso preocuparse por soluciones a corto plazo – por cuya ejecución es probable que nos felicitemos – porque esas soluciones, en última instancia, resuelven un problema diferente o un pequeño aspecto de un problema mucho más grande que es de improbable solución a corto plazo.

JR: ¿Piensa que el nuevo mapa de sistemas ayuda a comunicar este mensaje?

KEI: Espero, al menos, que sea una herramienta útil para explicar, o articular visualmente, la complejidad de la situación sin tener que leer un informe para entender. El sistema que estamos tratando de cambiar es complejo y, por esa razón, las soluciones tampoco van a ser sencillas. El otro día, cuando conversábamos, dije que no se trataba de la rueda de los sabores, algo bonito para colgar en la pared (si bien, en su repetición actual, ¡es bonita!). Después me quedé pensando en esto, en la similitud y las diferencias entre ambos, y recordé lo siguiente: no hay soluciones en la rueda de los sabores. No se dice qué sabor es mejor o cuál buscar si uno es comprador de café; solo crea un conjunto común de términos de referencia y el entendimiento compartido acerca de lo que estamos hablando cuando hablamos de café y cómo sabe. Y creo que aquí hay un corolario: el mapa de sistemas no es exhaustivo y va a seguir evolucionando, pero es una mejor referencia para el sistema de café o la forma en que funcionan las cadenas de suministro y qué terminan produciendo. No es solo la taza de café en el diagrama lineal “de la cereza de café a la taza”; se producen ganancias y residuos, emisiones de carbono, sustento para las comunidades agrícolas, agua sucia. Hay muchas cosas que se producen en este sistema fuera de la taza de café que vemos como el resultado de todo este trabajo que comienza con la producción agrícola, el procesamiento y la exportación.

JR: Pareciera que hay mucho trabajo por hacer para cambiar el sistema, ahora que tenemos una mejor representación visual del mismo. ¿Qué forma le parece que tomará este trabajo?

KEI: Desde el comienzo de PCR, hemos utilizado un gráfico explicativo para describir cómo vamos a trabajar en el transcurso del año y la última etapa de este gráfico dice: “Incorporar en el sector.” Y es casi ridículo que agreguemos esto en la última etapa como, por ejemplo, ¡“Fin”!, como si fuese algo que podemos hacer en un año. Así que es algo que veo extenderse mucho más allá del horizonte de tiempo de la propia Iniciativa PCR, pero su incorporación en la SCA comienza de inmediato: Qué investigación hacemos, el programa educativo que presentamos. ¿Cómo se manifiesta esto en nuestros eventos cuando se trata de la dinámica entre compradores y vendedores, y si se trata de un obstáculo para la creación de un sistema más equitativo, de qué manera podemos hacerlos accesibles o inclusivos o presentar contenido que vaya en la dirección que nos parece que todo el sector se debe encolumnar?

JR: Como alguien que viene trabajando en este espacio desde hace un tiempo, ¿tuvo algún aprendizaje inesperado? ¿Hay algo que la haya sorprendido?

KEI: Tuve el desafío – y el lujo – de pensar en la crisis de precios durante el año pasado, pero todavía sin darme cuenta, quizá hasta el taller de mapeo de sistemas, de qué tan importante es la parte de distribución del valor. El texto que lanzó este trabajo fue: “¿US$1/libra? ¡Es un precio vergonzosamente bajo; la gente ni siquiera cubre sus costos de producción!” Pero si el precio de repente sube a US$1,50/libra, no creo que nuestros problemas desaparezcan. No habremos garantizado que no regresaremos a una situación donde los precios vuelvan a caer y los productores se encuentren bajo una enorme presión que el resto de la cadena de valor, el resto del sistema, no va a sentir.

Parte del problema para solucionar esto es que lo que llamamos crisis no se ve tan diferente de lo que algunas personas solo ven como su punto de ventaja. La migración desde Centroamérica se viene produciendo desde hace mucho tiempo; solo que ahora se está produciendo más migración. La gente se viene endeudando desde hace mucho tiempo; solo que ahora las personas tienen más deudas. Para aquellos que no lo viven, probablemente no haya tanta diferencia, pero creo que no puedo decir que no volveremos a este punto si no pensamos acerca del valor que podemos crear en este sistema y la función que le corresponde al cultivador en el mismo. Si pensamos que la parte del cultivador en el valor es suficiente ahora, le corresponde al sistema justificarlo – porque no es así como lo ven los cultivadores. Hasta que los productores sientan que saben por qué el café se vende a US$5 la taza y estén conformes con eso, no podremos decir que no volveremos sobre este punto. No podemos estar de acuerdo con eso.

Una vez que comenzamos a usar el mapa para identificar dónde podemos romper algunos de estos circuitos cerrados, lo que observamos fue una concentración de recursos y de información. Hay millones de productores, millones de consumidores, pero no millones de comerciantes o tostadores. Hay mucho valor e información, dinero, atrapado ahí. Entonces, nuestra pregunta ahora es: ¿Cómo podemos cambiar el sistema? ¿Cómo podemos trabajar hacia una distribución más equitativa del valor?

KIM ELENA IONESCU es Directora Ejecutiva de Sustentabilidad de SCA.

Si bien este mapa está en proceso a la fecha de la publicación, cada versión da pie a una conversación, revelando nuevas formas de comprender cómo funciona (y no funciona) el sistema del café. Lea más sobre el diseño del mapa – y vea la versión final en su publicación – en SCA News (Noticias de SCA).

Special Thanks to Our Issue 11 Advertisers

The print and digital release of 25, Issue 11 is supported by Bellwether Coffee, BWT Water+more, Cropster, Wilbur Curtis, DaVinci Gourmet, Faema, Lavazza, and Softengine Coffee One.

¿Es usted miembro de la SCA? Suscríbase de forma gratuita a la versión impresa en inglés de la revista 25 en sca.coffee/signmeup.

¿Aún no es miembro? Únase ahora y colabore con nuestra asociación empresarial sin ánimo de lucro en sca.coffee/join.