MOHAMED NOUH GES visita Guatemala – 25 Magazine: Issue 3

MOHAMED NOUH GES visita Guatemala – 25 Magazine: Issue 3

CCuando creces en el seno de una familia somalí, aprendes lo importante que es la hospitalidad: nos llena de orgullo hacer que nuestros invitados se sientan como en casa.

MOHAMED NOUH GES, director de la Somali Coffee Association y consejero del Ministerio Somalí de Agricultura, rememora la cálida bienvenida que recibió en su reciente visita al país centroamericano.

Esta bienvenida y el carácter abierto de la gente se fueron convirtiendo en algo cada vez más importante a medida que crecía, al irme a vivir a los EAU desde Somalia, y posteriormente a Dinamarca. Es algo digno de apreciar cuando te reciben de forma tan cálida en un nuevo país.

Lo primero que sentí a mi llegada a la ciudad de Guatemala para asistir a Avance, la conferencia de sostenibilidad de la SCA, fue el calor de la gente del lugar. Se trata de un país con una belleza natural incomparable, con una gente amable y cariñosa, que siempre hace lo posible por hacer que todos se sientan bienvenidos. Mi anfitriona de Airbnb, Vilma, me trató como a un hijo. Lo más destacado de mi viaje fue mi estancia con ella; no me imagino un anfitrión mejor en toda la ciudad.

La bienvenida del pueblo guatemalteco se hizo evidente a la hora de explorar ciudad, en cualquiera de sus rincones. Una de mis primeras paradas fue el Café Divino, junto al famoso Oakland Mall, el mayor centro comercial de la ciudad de Guatemala. En Divino, podrá encontrar un equipo de simpáticos baristas dispuestos a charlar con usted mientras prueba sus bebidas.

La capital alberga la bulliciosa escena cafetera, de la que una de sus estrellas es Paradigma Coffee Roasters, propiedad del Campeón del Mundo de Baristas de 2012, Raúl Rodas. Está situado en el barrio cultural de 4 Grados Norte, lleno de vida y abarrotado de bulliciosos restaurantes y cafés.

A dos manzanas del Paradigma, se encuentra Coffee District, una encantadora cafetería con una excelente comida, propiedad de Roberto Cobaquil. Roberto es un excelente embajador de Guatemala, y siempre está rebosante de sugerencias útiles acerca de a dónde ir y qué hacer durante el viaje. Fue él mismo quien me mostró El Príncipe Gris, el mejor centro cafetero artesanal de toda la ciudad de Guatemala, situado a apenas 90 segundos a pie del Coffee District. Si lo que buscas es una noche de diversión, debería estar en el primer lugar de tu lista.

Siempre que se viaja a un país productor de café merece la pena visitar alguna de sus plantaciones. El día después de la conferencia tuvimos la suerte de que nos llevaran de visita a Anacafé, la asociación nacional del café, que también participó en la organización de Avance. Una de las plantaciones que más destacó fue Las Flores, centro de investigación de Anacafé, con grandes avances y la mejor tecnología disponible. Fue interesante comprobar lo que se puede conseguir en investigación sobre el café y en programas de ampliación gracias a la inversión del estado.

Siguiendo el consejo de un amigo, hice una excursión de un día a Antigua, un hermoso pueblo patrimonio de la humanidad según la UNESCO que está a menos de una hora en coche de la ciudad de Guatemala. Si dispone de tiempo para pasar unos días en esta zona, seguro que le gustará visitar las plantaciones locales de café o subir al volcán local que se encuentra cerca; aunque si, como yo, solo puede disponer de unas horas, reserve la tarde y encuentre un buen lugar para relajarse. La puesta de sol en Antigua es una de las más hermosas que he presenciado jamás.

El lago Atitlán está un poco más lejos de la capital, pero el viaje merece la pena (en lo que se refiere a belleza natural, apena tiene rival). En la ciudad de Panajachel, en la costa norte del lago, podrá encontrar un fantástico café, el Café Loco, propiedad de Diego Kim, un barista coreano que ha sucumbido al estilo de vida guatemalteco. Trabaja con agricultores locales obteniendo café para suministrarlo a Corea del Sur, y en su cafetería recibirá también una calurosa bienvenida y un menú que va cambiando con frecuencia. Sorprende encontrar esta pequeña joya del café de especialidad en una pequeña ciudad de las Tierras Altas de Guatemala, aunque mi viaje a este país estuvo lleno de sorpresas de principio a fin. No esperaba acabar enamorándome de este país de esta manera, pero nunca olvidaré la amabilidad de la gente y la belleza de sus tierras.