Isa Verschraegen visita Barcelona

LLa vibrante capital de Cataluña merece una visita en cualquier momento del año y por cualquier motivo

Para mí, el cálido clima otoñal de noviembre fue el mejor momento para explorar el florecimiento de la escena del café en Barcelona y añadir algunas paradas gastronómicas por el camino. Acudí allí para CoLab, el evento interactivo bianual del Barista Guild of Europe, que conecta una comunidad local con un público internacional de baristas y dueños de cafeterías y supone una oportunidad perfecta para intercambiar ideas, inspirarse y explorar el aumento de escenarios del café en Europa. Aunque el programa del evento suele consumir casi todo el tiempo del que dispongo, siempre intento dejar tiempo para sumergirme en la ciudad.

Algo lejos de la ruta turística, comencé mi día en Cooccio, el espacio en el que se celebraba CoLab y en el que Miguel Lamora tiene el excelente Atmans Coffee. Miguel y yo estuvimos trabajando juntos en Londres, y aunque eso quizás me influya, creo que es uno de los baristas con más talento que conozco. El sitio de Cooccio ha cerrado, pero ya está trabajando en otros proyectos de café y centrando su atención en organizar las competiciones como coordinador nacional en España de la SCA.

Hidden Coffee es otra cafetería con múltiples tuestes de la misma zona, a pocos minutos andando de la estación de Sants, que oferta una variedad de granos y una gran diversidad de métodos de elaboración. Aunque solo lleva abierto unos meses, me impresionó su calidad y excelente servicio.

Yendo hacia el este, en el barrio gótico del centro de Barcelona, si uno tiene un programa apretado y no quiere perderse en la maraña de estrechas calles, debe asegurarse de marcar Satan’s Coffee Corner en su mapa. Después de haber oído hablar mucho de esta icónica marca, me emocionaba poder estar ahí finalmente. El Right Side Coffee estaba muy bien preparado, tanto en expreso como con filtro, pero es la comida por lo que estoy suspirando por volver. Un desayuno japonés muy delicado pero a la vez lleno de sabores, algo raro en una cafetería de alto nivel.

Si uno pasea por el Born, lleno de pequeñas boutiques y bonitas cafeterías escondidas con terrazas, no puede dejar de parar en Cafés El Magnífico. Tras comenzar como tostadora de café tradicional en 1919, Salvador Sans ha evolucionado su negocio familiar para abarcar una variedad de cafés especiales de un solo origen con mezclas más conocidas para una clientela muy fiel.

Para finalizar mi rápido paseo de oeste a este por la ciudad, me encantó llegar hasta Poble Nou, justo a tiempo para llegar a Nømad Roaster’s Home y Skye Coffee Co. Nømad es una tostadora local, propiedad de Jordi Mestre. Tras haber sido campeón barista de España y haber trabajado en la Nude Coffee de Londres, Jordi desarrolló una marca líder conocida en todo el mundo, con sede en Barcelona, centrada en los granos de mejor calidad.

En Skye Coffee te sirven desde una furgoneta CitroenHY aparcada en un espacio de oficinas con estilo industrial, por lo que es, probablemente, el lugar más inusual de los que he visitado. Con un menú sencillo y reducido que ofrece Right Side Coffee y un espacio lleno de luz y bonito con wifi, es el lugar perfecto para parar un minuto o pasar el resto de una tarde lluviosa de otoño.

Barcelona me cogió por sorpresa. Sin duda, hay una gran cantidad de sitios a los que ir para tomar las tapas tradicionales (visité El Vaso de Oro y Quimet & Quimet, ambos increíbles y muy tradicionales) o un plato de paella (Barraca); incluso el vino (mi bebida alcohólica favorita) está ganando protagonismo  (el bar Brutal es una visita indispensable), pero es la escena del café la que no para de crecer y a la que no hay que perder de vista. Incluye una gran variedad de conceptos, desde lugares pequeños de alto volumen pasando por cafeterías cool para disfrutar con tiempo de un café o lugares de barrio con excelentes brunch, o un mostrador en una tienda de bicicletas, desde centros de tueste locales a cafeterías con múltiples tuestes… Barcelona parece estar beneficiándose enormemente de una escena que está lista para ir más allá del cortado oscuro tradicional y las mezclas de robusta, y está creciendo con las ideas modernas, creativas e inspiradoras de todo el mundo, para desarrollar una escena del café diversa, apasionada y joven que merece la pena explorar. En cualquier época del año.